imagen igualdad 2

Resolver los diferentes y principales aspectos de las contradicciones personales, alentando la práctica de actitudes apropiadas, es el paso imprescindible para la consecución de la paz interior.

Con paz interior, cualquier individuo toma consciencia de la identidad propia y respeta la identidad de los demás.

Esta realidad nos permite percibir a los otros, desde y a partir de nuestra esencia y reconocernos en ellos. Es el principio básico del respeto y de la igualdad. Es preciso despertar y educar la humanidad propia para aprender a tratar con nuestros alumnos, más allá de las etiquetas y de los paradigmas que les acompañan.

Puesto que respetar a los demás empieza con respetarse a uno mismo, y que el amar sanamente a los demás es amarse sanamente a sí mismo, pues de la misma manera, el que resuelve conflictos exteriores ha resuelto ya sus propios conflictos internos.

Las aplicaciones concretas de este aprendizaje inhiben la agresividad en todas sus expresiones en el aula escolar puesto que el alumnado adapta finalmente (tanto en lo positivo como en lo negativo) sus actitudes a los modelos educativos que le guían.

Los requisitos actuales de la docencia van mucho más allá del mero conocimiento. El alumnado, en general, espera que el docente sea también una referencia educativa que les pueda guiar en la búsqueda de su propia identidad. Espera que la persona adulta que tiene delante, además de “saber”, sepa también saber Ser".

Este curso va dirigido también a personal no docente de los centros educativos: educadores sociales, monitores AFC, auxiliar de conversación, T.E.I., A.T.E., profesores de los Programas de Éxito Educativo, administradores informáticos y empleados públicos (ordenanzas, auxiliares administrativos...) y a los profesores PALV de los Ayuntamientos.

HOJA INFORMATIVA                              INSCRIPCIÓN